14 de septiembre de 2009

Introducción a la vida de un maestro

Qué buen pretexto para hacerle una entrevista a Alberto Maiztegui. Esta semana la Academia Nacional de Ciencias celebró sus 140 años. La Voz del Interior (la periodista Rosa Bertino) le realizó una entrevista a Maiztegui, uno de los más queridos presidentes que tuvo la institución fundada por Sarmiento.
“¡¿Cómo que quién es Maiztegui?! El del libro de física”, suelen increpar quienes en la escuela secundaria o la universidad estudiaron o enseñaron con Introducción a la Física (I y II), escrito por Maiztegui y Jorge Sábato.
Ya tiene 89 años y lo sigo viendo en cada una de las conferencias sobre divulgación científica que se hacen en Córdoba. Para los 50 años del Conicet, escribió esta nota. También le respondió a Marcelino Cereijido por unas polémicas declaraciones que hizo sobre la ciencia argentina.

A ver, maestro, respóndame algunas dudas que tengo sobre física. Hableme... de Einstein:
-¿Qué estaba haciendo Einstein en el año milagroso?
-Cuando se publicó la teoría de la relatividad daba clases particulares de electricidad.
-¿Qué es la luz?
-La luz es un milagro de la naturaleza. A la noche miramos una estrella que está a 10 años luz de la tierra. Esto quiere decir que la luz que llega a mis ojos ha salido de la estrella hace 10 años. Viajó todo ese tiempo por el espacio y llegó a mi tal como era hace una década atrás.
-¿Cómo hubieran reaccionado antiguos científicos frente a las teorías de Einstein?
-Lavoisier se hubiese estremecido al comprobar que su postulado de la conservación de la materia no se comprueba en la fisión nuclear teorizada por Einstein en 1905. O Galileo se hubiera evitado un conflicto con la Inquisición sobre su conclusión de que las leyes de la física son independientes de cualquier sistema de referencia pues, según el genio suizo, todo es relativo en el tiempo y el espacio.
-¿Fue Einstein un genio?
-Interpretar y calcular en base a los trabajos de sus antecesores. Esa es la fórmula del trabajo científico y donde residió la genialidad de Einstein. Su trabajo fue cooperativo.
Como no dijo Einstein: “Todo es relativo”.


Extractado del artículo “1905, el año milagroso de Einstein, según Maiztegui”, La Voz del Interior, 27 de octubre de 2005.

1 comentarios:

Tropea dijo...

Emocionante post. Ha hecho que una lagrimita corra por mi mejilla. Claro, uno es parcial. La parcialidad que viene de haber estudiado con los libros de "Maiztegui - Sábato" en ese momento trascendental y
"legendario" de la vida: la transición entre la infancia y la adolescencia, cuando ambas etapas están solapadas. Fue allá por segundo año del industrial, en Quilmes. Fue mi primer contacto con las leyes de la naturaleza, y lo mejor de todo es que la fascinación que eso me produjo sigue intacta con cada cosa que leo actualmente sobre astronomia y fisica.
Soy otro lector de Aquí hay ciencia, un blog de los buenos, esos que no abundan. Gracias.

Alejandro Tropea
www.universoalavista.blogspot.com