29 de febrero de 2008

La ciencia un chiche nuevo pero ¿importado?

Como dice Valeria Román en su blog la ciencia parece ser el “chiche” nuevo del gobierno nacional. Cristina se la pasa anunciando proyectos y financiamientos para la ciencia argentina. El anuncio de ayer fue de 450 millones de pesos para infraestructura, una de la debilidades del actual sistema científico argentino. De ese monto, la UNC recibirá 28,5 millones para crear un Centro Científico Tecnológico. Los bolsillos del gobierno están gordos. Se dice que las reservas explotan de billetes. ¿Pero el dinero destinado a ciencia proviene del tesoro nacional? En gran parte no. Según el ministro de Ciencia nacional, Lino Barañao, el presupuesto de ciencia nacional es de “cero coma cuarenta y pico” del PBI. Pero, dice el ministro en esta entrevista de Página 12 como aclarando que hay más dinero, gran parte de la guita proviene del Banco Interamericano de Desarrollo´(BID). Según Barañao, el último préstamo (resaltado mío) del BID fue de 280 millones de dólares y que ya pidieron otros 700 millones de dólares. ¿Qué dice el presupuesto 2008? De los 1.137 millones de presupuesto que tiene el ministerio, el 26,12 por ciento proviene de créditos externos, según los datos de Economía de esta planilla.
Alguna gente critica esta dependencia externa de financiación de las actividades científicas. La dependencia económica, dicen, se traduce en que el BID financia la ciencia que le conviene. Entre las voces críticas está Conadu según esta gacetilla y Andrés Carrasco, de la secretaría de Posgrado de la UBA, según una nota suya en Página 12. “Salir de la deuda del Club del París es un desafío para la autonomía nacional. Reemplazar los créditos del BID y BM (Banco Mundial) en el área de ciencia y técnica por fondos propios, es también un acto necesario de soberanía. Porque mientras nos venden formas de desarrollo, se apropian de los recursos, destruyen la biodiversidad, alienan el bienestar y alaban a nuestros científicos, compramos llave en mano modelos para formar elites funcionales a la hegemonía de las grandes corporaciones nacionales o extranjeras”, dice un párrafo del interesante artículo. La ciencia es un chiche nuevo del gobierno nacional aunque parece que tiene varias piezas importadas.

1 comentarios:

ElGrupoLimon! dijo...

Osea.. seguiremos como seguimos..