11 de enero de 2008

Pymes cordobesas con toques científicos

Se puede. Y con poco. El desarrollo científico de algunos investigadores e inventores cordobeses ha posibilitado la formación de pequeñas Pymes que apostaron a la innovación científica. Estas son algunas de esas empresitas que, me acabo de dar cuenta, todas tienen aire serrano (al final les digo por qué):
-Huellas digitales y ADN, todo en uno. La empresa Arfis, de la mano del inventor Eduardo Salva, han desarrollado un sistema de captación y digitalización de huellas dactilares y ADN superior a los existentes. En la actualidad los sistemas Afis (de grandes multinacionales) sólo captan la huella dactilar. Además, el reconocimiento de la huella (estilo película policial) es muy lento y la carga de fichas ya existentes es casi imposible. Arfis soluciona estos dos problemas y le agrega el ADN que lo captura con sólo apoyar el dedo para realizar la impresión dactilar (se retienen células epiteliales). Patentado en EE.UU. y con el apoyo Biosystem, empresa líder en tecnología para decodificación de ADN. Arfis está haciendo buenos negocios en México. Aquí una nota periodística.
-Aviones en miniatura. Nostromo es una empresa cordobesa que diseña aviones no tripulados. Firmaron un contrato con el ejército de los EE.UU. a quienes le vendieron tres aviones Yarará: 30 kilogramos, motor a explosión de 5,5 caballos de fuerza, con hélice, una envergadura de 4 metros y un fuselaje de 2,30 m. Son los ojos en el campo de batalla de los ejércitos modernos. Llevan cámaras de video que reconocen el terreno y, por ser tan pequeños, no los detecta el radar. Aquí una entrevista con los dueños-ingenieros donde cuentan la curiosa creación de la Pyme (crisis de 2001 mediante) y el encuentro con la USA Army.
-Miguel Pelaez es bombero y dueño de Inforest, una empresa que desarrolla y vende herramientas para extinguir incendios. Una de esas herramientas es la mochila de agua que Miguel le pidió que rediseñara a su amigo Juan Carlos Franco, diseñador industrial de la UNC. Juan Carlos pensó en la ergonomía de la mochila para ser más llevadera por los bomberos voluntarios. Además, tiene más alcance y rendimiento y es más fácil de arreglar. Miguel las vende como chupetines y Juan Carlos ganó un premio en la Feria Innovar 2007. Aquí la nota
-Mirar el cielo desde el living. En este emprendimiento no hay rédito económico, es hedonismo puro. Carlos Colazo, astrónomo amateur, cumplió el sueño que tenía desde chico: su propio observatorio en casa. Se llama El Gato Gris en honor a su mascota de la infancia. Planta baja con cama y cocinita, primer piso con PC conectada al telescopio para hacer astrofotografía y, finalmente, la cúpula diseñada por él de 3,5 metros de alto, con un telescopio Celestron de 280 milímetros de diámetro (para comparar, el de Bosque Alegre tiene 1,54 metros de diámetro). Aquí su historia.
¿Por qué todos estos emprendimientos tienen aire serrano? Eduardo Salva vivió mucho tiempo en La Cumbre, las empresas Nostromo e Inforest están en Alta Gracia y Carlos Colazo instaló su observatorio en Tanti. Las sierras inspiran a científicos e inventores.

1 comentarios:

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.