2 de octubre de 2008

El estudio de la contaminación sonora en Córdoba tiene eco

Las grandes ciudades, en general, son grandes espacios contaminados (o no ser que vivamos en una ciudad modelo). Siempre se dice: “Voy al campo a respirar aire puro”. El aire urbano está viciado y la tierra y los ríos reciben los desechos de los ciudadanos y sus industrias.
Pero también es tóxico el paisaje y el ruido de la ciudad. Se habla de contaminación visual y sonora. Sobre esta última, se están realizando dos estudios en Córdoba que, a simple vista se superponen.
El Centro de Investigación y Transferencia en Acústica (Cintra), de la Universidad Tecnológica Nacional de Córdoba está elaborando un mapa de ruido de la ciudad. Se toman datos objetivos a través de mediciones de ruido con instrumentos y subjetivos, por encuestas.
Otro centro de investigación, el Centro de Investigaciones Acústicas y Luminotécnicas (Cial) de la Universidad Nacional de Córdoba también realizará un mapa de ruido en Córdoba. Este proyecto implica ¡¡mediciones objetivas de ruido tomadas con instrumentos en puntos estratégicos de la ciudad y subjetivas, por encuestas!! ¿Le suena conocido? Además, el Cial realizará evaluaciones por simulación mediante un software que simula a partir de variables que se le ingresan (densidad de población, densidad de edificado, tipo de calzada, números de vehículos, tipo de transporte, etc.).
El Cial firmó un convenio con la Defensoría del Pueblo provincial, mientras que el Cintra realiza el estudio por su cuenta. ¿Por qué se superponen los estudios? ¿Por qué no aunar esfuerzos para lograr trabajos más completos, más rápidos y con menos dinero? Parece que los expertos en sonido se empecinan por hacer eco con sus investigaciones.
Más allá de esta superposición, todo indica que la Docta es una ciudad con mucho ruido de fondo. Algunos resultados preliminares del Cintra indican:
-En el centro de la ciudad se alcanzan niveles máximos entre 80 y 96 decibeles. La ordenanza municipal fija un máximo para esta zona de 60 decibeles.
-En un departamento ubicado en un primer piso, el nivel de ruido diario es 10 veces superior al permitido.
Los invito a leer este artículo sobre otro estudio del Cintra en contaminación sonora en adolescentes. Se sostiene que buena parte de los jóvenes sufre pérdida de la capacidad auditiva por exponerse a altos volúmenes sonoros por el uso de auriculares y por asistí r a discotecas. El Cintra desarrolla un programa para promover el cuidado de la audición entre los adolescentes.

2 comentarios:

Lucas dijo...

Es insoportable, lamentablemente estamos acostumbrados. Cuando vuelvo al pueblo realmente me doy cuenta de cuanto nos afecta este silencioso monstruo contaminante que es el ruido.

butuuliinnn dijo...

siipp.. me siienntoo myy mall alll escucharr muuchoo,, porr esoo yoo viivoo ennn mii kkassaa enceradaa,, n salgoo... soloo para iirr all bañoo xq loo tngoo afueriitaa.....
nn escuchoo la telee,, n veoo laa radiiooo.. duermoo.. y n tngoo relaciones cn ksiipp,, nadiiee,, solooo cnn miii koballooo!! naaahh.. menntiiraa cn mii perroo betobennn!!!